emergencia_autoproteccion_kaleido_consultoria

Plan de emergencias y plan de autoprotección, lo que tienes que conocer

 

Nos encontramos que los términos plan de emergencias y plan de autoprotección son utilizados de manera indistinta para referirse al mismo documento y que éste contiene las mismas exigencias, cuando realmente son dos cuestiones diferentes.

 

El R.D. 393/2007 sobre normas básicas de autoprotección, en su Anexo III nos aclara los términos de plan de emergencia y plan de autoprotección:

  • Plan de autoprotección: marco orgánico y funcional previsto para una actividad, centro, establecimiento, espacio, instalación o dependencia, con el objeto de prevenir y controlar los riesgos sobre las personas y los bienes, y dar respuesta adecuada a las posibles situaciones de emergencias, garantizando la integración de estas actuaciones en el sistema público de protección civil.
  • Plan de emergencias: documento perteneciente al plan de autoprotección en el que se prevé la organización de la respuesta ante situaciones de emergencias clasificadas, las medidas de protección, e intervención a adoptar, y los procedimientos y secuencias de actuación para dar respuesta a las posibles emergencias.

 

El plan de autoprotección es mucho más amplio, siendo el plan de emergencia una parte de éste.

 

Tanto el plan de emergencias como el plan de autoprotección se diseñan para asegurar la detección y adopción de medidas preventivas, control del riesgo, y actuación en situación de emergencia que pueda ocurrir. Los riesgos son múltiples, desde incendio, amenaza de bomba, emergencia médica, hasta explosión o fugas de contaminantes peligrosos. Con el plan de emergencias y plan de autoprotección nos aseguramos de que las personas afectadas sepan qué pautas deben seguir.

 

Ambos documentos tiene en común que:

  • Deben ser conocido por todos los/as trabajadores/as, empresas subcontratistas y usuarios. Por supuesto, que las actividades de conocimiento tendrán grados según la parte interesada.
  • Sencillo, para que cualquier persona antes una situación de emergencia pueda entender las actuación y ponerlo en práctica.
  • Modificable, es un documento vivo, por lo que está abierto a actualizaciones periódicas según los cambios y modificaciones tanto de personal, como de equipos de extinción de incendios o instalaciones.
  • Entrenado, a través de simulacros totales o parciales, este adiestramiento se realizará de manera periódica.
  • Personalizado, se basa en hechos, características y situaciones específicas de la organización.

 

Este último punto (personalizado) es el que con mayor incidencia nos encontramos cuando revisamos planes de emergencias, pues son planes estándar donde no se tiene en consideración las pautas específicas de la empresa, sino pautas estándar que en muchas ocasiones ni siquiera son aplicables.

 

En la próxima entrada nos adentraremos a las características particulares del plan de emergencia y plan de autoprotección ¡ no te la pierdas !

Ya la tienes aquí publicada “Descubre si necesitas un plan de emergencia o un plan de autoprotección”


Si te ha parecido interesante este contenido, compártelo haciendo click en las siguientes redes. También puedes suscribirte newsletter para recibir en tu email los artículos del blog.

 

Bibliografía de interés:

Imagen

 

2 comentarios
    • Marta Ortiz Temprado
      Marta Ortiz Temprado Dice:

      Muchas gracias Maria por tu comentario.

      Nos alegra saber que la información y experiencia que compartimos te resulta útil e interesante. Ya sabes que puedes suscribir a nuestro blog y te llegarán las entradas a tu correo electrónico.

      ¡¡ Esperamos verte por aquí!!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *