Sentirse_valorado_en_el_trabajo_Kaleido_consultoria

La importancia de sentirse valorado en el trabajo

 

Sentirse valorado en el trabajo puede incrementar la productividad de la empresa. Y es que, desgraciadamente, una de las grandes causas del fracaso laboral es la baja autoestima a la hora de realizar nuestra labor, provocando que podamos ser menos productivos, existiendo conflictos con l los/as jefes/as y compañeros/as. Así podemos llegar a plantearnos la ruptura de la relación laboral con la empresa.

 

La bajada de salarios en los puestos por la crisis económica no hace sino aumentar más la sensación de que no haya existencia en la empresa de reconocimiento laboral por parte de su superior..

El liderazgo, clave

 

El gran reto de la empresa pasa por el liderazgo empresarial como uno de los principales factores a la hora de valorar a los/as empleados/as. Se ha comprobado que los/as trabajadores/as valorados están más satisfechos, motivados y comprometidos, por lo tanto, son más productivos. La productividad aumenta porque, cuando estamos a gusto en nuestro empleo, tenemos ganas de asumir nuevas responsabilidades y nuevos compromisos. Empleados/as que disfrutan con el trabajo realizado, que con ánimo arrancan una nueva propuesta, sin temer un rol más productivo y valorando su talento.

Hasta un 12 % más productivos

 

Diferentes estudios le han puesto cifra: los/as trabajadores/as son hasta un 12 % más productivos si están valorados. No obstante, mantener esta productividad cuesta retenerla ya que estos estudios aseguran que se pierde a los seis meses en el trabajo. Las empresas que experimentan un mayor grado de satisfacción laboral, por otro lado, imparten diferentes acciones formativas para retener la motivación provocando una mayor productividad: si ganan más tus empleados/as en bienestar, los beneficios serán claros en tu empresa. Recuerda que en Kaleido Consultoría potenciamos el liderazgo empresarial.

El personal no valorado cada vez más se sentirá alejado de la empresa

 

Un/a trabajador/a no valorado se sentirá decaído, a la defensiva, frustrado y sin ganas de emprender nuevos proyectos. Las posibles causas, además de la actitud del jefe/a o de su propia autoestima, pueden venir de la mano de un salario no acorde con su trabajo o con una carga laboral importante.

 

¿Cómo repercute en la empresa no sentirse valorado en el trabajo? Además de una lógica menor productividad, este tipo de trabajadores/as no realizan nuevas ideas al importarle menos la empresa. Por otro lado, al no sentirse valorado en el trabajo, corre el riesgo de una marcha y que la competencia valore al empleado/a. También importante es la imagen de la empresa, que se verá dañada porque no consigue atraer a personas valiosas.

 


Si te ha parecido interesante este contenido, compártelo haciendo click en las siguientes redes. También puedes suscribirte newsletter para recibir en tu email los artículos del blog

 

Imagen

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *