prevencion riesgos laborales - kaleido consultoria

La importancia de la prevención de riesgos laborales en la seguridad vial

 

Prevenir es curar. Esta verdad universal es mucho más cierta en el caso de la seguridad vial, donde deben incidir los planes de seguridad y la prevención de riesgos laborales. 

 

Esta obligación inexcusable tiene ahora un acicate extra: las autoridades, a través de los profesionales de la inspección de trabajo, están haciendo énfasis en la necesidad de que las empresas extremen la información y formación en esta área.

 

Algunos consejos para reforzar una idea importante: la seguridad laboral empieza con la seguridad vial

 

  • Conductores de automóviles

Usen siempre el cinturón de seguridad y, en el caso de las motocicletas, el casco. Es preciso conducir con las dos manos en el volante, evitar distracciones, manejar el móvil o la radio siempre con el vehículo estacionado, hablar solo con el ‘manos libres’, acatar los límites de velocidad, respetar la distancia de seguridad y usar el intermitente siempre, también en las rotondas.

En caso de colisión, se debe extremar la prudencia, confeccionando el parte de accidentes en un lugar seguro, alejado de los coches siniestrados para evitar que puedan ser alcanzados por otros vehículos. Y, en caso de avería, debe esperarse a la grúa u otros servicios de asistencia suficientemente alejado de la circulación de vehículos.

  • Ciclistas

Un grupo es más visible para los conductores que un solo ciclista. Se puede rodar en fila de a uno o de a dos. El conjunto siempre ha de circular lo más a la derecha posible de la calzada.

El casco es únicamente obligatorio en vías interurbanas, pero los expertos en seguridad recomiendan su uso también en la ciudad. Se debe usar material reflectante de noche, en condiciones meteorológicas adversas o con poca visibilidad (niebla, lluvia, poca luz…).

  • Peatones

La mayoría de accidentes por atropello suceden en pasos de peatones y lugares sin señalizar de las ciudades. Hay que estar vigilante en estos puntos y evitar caminar cerca de la calzada.


Si te ha parecido interesante este contenido, compártelo haciendo click en las siguientes redes. También puedes suscribirte a nuestra newsletter para recibir en tu email los artículos del blog.

 

Imagen

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *