Planificacion_RRHH_Kaleido_consultoria

La falta de planificación de los Recursos Humanos produce desmotivación

Esta semana mi amigo Fernando me contaba el caos que se estaba viviendo en su empresa al encontrarse un compañero de baja por paternidad. La problemática no erradicaba por haber ejercido su derecho como padre, sino, porque era la única persona que controlaba y sabía cómo funcionaba el stock de fábrica. Mi amigo con los ojos abiertos como platos me explicaba que no entendía como su empresa sabiéndolo con tanta antelación, no hubiera puesto los medios y las herramientas suficientes para evitar el desmadre que se preveía y que finalmente se estaba materializado.

 

La existencia de algún puesto de trabajo donde el conocimiento lo tiene una sola persona, pasa en las organizaciones más veces de las que nos gustaría. Existen puestos que las funciones no están compartidas con otras personas, los registros que de las actuaciones son propios de esa persona y no están disponibles o la sistemática de trabajo no está integrada dentro del sistema de gestión, todo ello, dificulta que en una posible eventualidad de esa persona se pueda reconducir la situación de manera favorable.

 

Que ese trabajador/a tengo una baja por enfermedad, vacaciones, cese voluntario o involuntario en la empresa, maternidad/paternidad etc. provoca un gran desbarajuste en la organización y durante ese tiempo de ausencia se tiene que sobrevivir como se puede.

 

En esta situación solo hay perjudicados y, desde luego, nadie sale ganando:

 

  • Por una parte el/la trabajador/a afectado, que no puede “permitirse el lujo” de no asistir a su puesto de trabajo, provocando estrés y mal estar. En contraposición, este/a trabajador/a puede considerarse que está en una posición de superioridad, por lo que puede acarrear fricciones.
  • Por otra parte los/as compañeros/as que tienen que realizar las funciones de esa persona, que no tienen conocimiento suficiente pero si la responsabilidad de que salga el trabajo de manera satisfactoria. Esto produce un gran desmotivación y puede provocar desavenencias entre compañeros/as. No es solo sacar el trabajo adelante, sino, realizarlo de manera eficiente y con calidad.
  • La empresa, que con los atrasos y posibles errores puede mermar la confianza de los clientes e incluso perderlos.
  • Los clientes, son la consecuencia final y los que reciben esa falta de control durante esa situación.  

 

Como vemos, todo son desventajas en esta situación. ¿Has sufrido alguna situación parecida? Cuentanoslo!!


 Si te ha parecido interesante este contenido, compártelo haciendo click en las siguientes redes. También puedes suscribirte a nuestra newsletter para recibir en tu email los artículos del blog.

 

Imagen

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *