ejercicio fisico - kaleido consultoria

El ejercicio físico como prevención de riesgos laborales

 

El principal origen del estrés generado y sufrido en el día a día, suele provenir de la actividad laboral. El estrés de manera puntual y contenida puede ser beneficioso, ya que aumenta la capacidad de atención y estimula la actividad cerebral.

 

Pero cuando se sufre de manera periódica e incontrolada genera cansancio, debilita el sistema inmunológico y puede causar problemas como depresión, ansiedad, desajustes digestivos, problemas cardíacos, obesidad, etc. Una manera sencilla y saludable de combatir este estrés es realizar alguna actividad física moderada a diario. Por ello, el fomento del ejercicio debería aparecer como recomendación en los planes de prevención de riesgos laborales de cada empresa.

 

Realizar durante 30 minutos al día un ejercicio físico como correr, montar en bicicleta, nadar, pasear, etc. es una de las mejores maneras de rebajar los niveles de ansiedad, como lo atestiguan algunas investigaciones recientes, realizados en estudiantes, por personal investigador de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Maryland; sus conclusiones revelan que los niveles de ansiedad en sujetos que habían realizado actividad física durante 30 minutos eran menores que en aquellos que durante esos mismos 30 minutos habían descansado.

 

Además, hasta ahora se suponía que el ejercicio físico producía sustancias beneficiosas para el cerebro, pero en un nuevo estudio publicado en la revista Cell, los investigadores aseguraron que lo que realmente se produce en el músculo es una enzima que purga el organismo de sustancias nocivas, al igual que lo hacen otros órganos como el hígado o el riñón.

 

El ejercicio físico es tan recomendable para apaciguar los efectos del estrés como para prevenirlo, así que parece una buena práctica que las empresas deberían promocionar. Incluir el ejercicio físico como una recomendación en su plan de prevención de riesgos laborales puede hacer que sus empleados desempeñen mejor sus tareas y tengan menos probabilidades de sufrir alguna de las consecuencias negativas del estrés.

 


 Si te ha parecido interesante este contenido, compártelo haciendo click en las siguientes redes. También puedes suscribirte a nuestra newsletter para recibir en tu email los artículos del blog.

 

Imagen

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *