El arte de escoger la temperatura en una oficina

El arte de escoger la temperatura en la oficina

Qué complejo es pretender que varias personas diferentes se pongan de acuerdo en un mismo tema y cualquier ejemplo es bueno para ilustrar esta afirmación. La temperatura en la oficina no deja de ser una variable más, pero, en este caso, hay intereses por encima de los meramente personales.

Toma nota de la temperatura en la oficina

 

Supongamos que pretendemos organizar una cena de empresa por consenso y llevamos todas las opciones a votación. ¿De verdad crees que se acabaría definiendo un lugar concreto entre todos los integrantes de una misma empresa? Seguro que, si ya has vivido un caso similar, tu respuesta habrá sido que no. Cenar en un restaurante o local de comida rápida es algo bastante banal, comparado con el tema que nos ocupa.

 

Hoy en día,una oficina no es un lugar con departamentos estancos, sino todo lo contrario. Se ha comprobado que se obtiene un considerable beneficio económico y emocional al comunicar las mesas de los/as trabajadores/as, ya que, al fin y al cabo, todos/as comparten un objetivo principal: que la empresa crezca. Esto nos trae nuevos inconvenientes, como tener a más personas a la vez compartiendo el mismo espacio diáfano. Por lo tanto, deben compartir también la temperatura que reine en él.

 

Esto, que parece tan superficial,puede acarrear gastos considerables a una empresa, además de suponer una variable muy subjetiva. Es cierto que hay personas más o menos frioleras, pero es que eso tampoco sigue una ciencia exacta. Seguro que tú has notado alguna vez que, cuando duermes menos te encuentras como destemplado, como que necesitas abrigarte más que otros días con similar clima. Eso no es una ciencia exacta.

 

Es normal que, en un ambiente laboral, haya gente para todos los gustos imagina si hubiera que escoger también por consenso la temperatura de la oficina en un día cualquiera.

 

Esta utopía es del todo inviable y, por eso, aquí deberían primar dos cosas: por un lado, los intereses generales del personal. Y digo generales debido a que debe considerarse lo que beneficie a la mayoría, sin ir a consultar caso por caso. Por otro lado, los beneficios económicos de la empresa, tratando de encontrar un punto de inflexión entre ambos, de modo que las dos partes salgan beneficiadas.

 

Por su parte, la empresa deberá de organizar el espacio de trabajo de la manera más eficiente y óptima, para minimizar la disconformidad térmica de los/as trabajadores en lo posible. Una de las medidas podría realizar es zonificar el espacio con termostatos diferenciados, pues por ejemplo, no es lo misma la temperatura en los puestos de trabajo que están junto a una cristalera que los que están en el lado opuesto.

 

La temperatura media de un ambiente de trabajo se considera óptima entre los 17 ºC y 24 ºC, lo que significa que podríamos establecerla perfectamente en 21 ºC oficiales. En este caso, se atendería a la mayoría de los/as empleados y los intereses de la empresa, al mismo tiempo. Aunque, si tú te sientes mejor en alguno de los extremos, en los 17 ºC 24 ºC, deberías adaptarte a la mayoría y considerar alguna otra opción que te beneficie a ti particularmente, como acudir de manga larga, tener una muda de recambio o beber más líquidos durante el horario de oficina.

 


 Si te ha parecido interesante este contenido, compártelo haciendo click en las siguientes redes. También puedes suscribirte a nuestra newsletter para recibir en tu email los artículos del blog.

 

Imagen

 

Bibliografía de interés

NTP 501: Ambiente térmico: inconfort térmico local

 

2 comentarios
    • Marta Ortiz Temprado
      Marta Ortiz Temprado Dice:

      Muchas gracias por tu comentario. Compartimos la misma idea respecto a la zonificación, es una de las medidas más eficaces para evitar disconformidad térmica.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *