Cualificación técnicos de prevención_Kaleido_consultoria

Cualificación de los técnicos de prevención.

 

Las cualificaciones requeridas para los profesionales de la prevención se encuentran recogidas en el Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención y en el Real Decreto 604/2006, de 19 de mayo, por el que se modifican el R.D. 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención.

 

En el Capítulo VI del Real Decreto 39/1997 establece las funciones y niveles (básico, intermedio y superior) de los técnicos de prevención, y en la disposición transitoria tercera, indica que mientras no se establezcan un titulación académica y profesional para el nivel intermedio y superior, se podrá acreditar dicha formación mediante una certificación expedida por una entidad pública o privada autorizada por la autoridad laboral competente.

 

La primera referencia para de acreditación reglada de los técnicos intermedios se estableció en 2001 con la entrada en vigor del Real Decreto 1161/2011, de 26 de octubre, por el que se establece el título de Técnico Superior en Prevención de Riesgos Profesionales. Esta normativa utilizo la terminología “Técnico Superior” aunque se refería a las funciones de técnicos intermedios indicado en el RD 39/1997, pudiendo inducir en un primer momento a confusión la nomenclatura utilizada. Esta titulación de técnico intermedio se obtiene a través de estudios de Formación Profesional de segundo grado.

 

Para la titulación de los técnicos superiores según el RD 39/1997, se regulo a raíz del Plan Bolonia, donde traspaso la competencia de la formación de los Técnicos Superiores en Prevención de Riesgos Laborales de la autoridad laboral a la universitaria. Se puede ver la regulación en el Real Decreto  1393/2007, de 29 de octubre, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales.

 

Tanto en el caso de técnicos intermedios como en técnicos superiores, todos aquellos títulos obtenidos a través de entidades autorizadas por la autoridad laboral competente, es decir, según las indicaciones del Real Decreto 39/1997, no será necesario en ningún caso la convalidación de su formación, pudiendo seguir ejerciendo sus funciones.


Si te ha parecido interesante este contenido, compártelo haciendo click en las siguientes redes. También puedes suscribirte a nuestra newsletter para recibir en tu email los artículos del blog.

 

Bibliografía de interés

 

Imagen

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *