igualdad laboral hombres mujeres - kaleido consultoria

¿Cómo evoluciona la igualdad laboral entre hombres y mujeres?

 

El año 2050 es la fecha clave definida por la organización Mujeres para el Diálogo y la Educación, a través de un estudio, en cuanto a igualdad laboral entre mujeres y hombres.

 

Si bien es cierto que el sector femenino está sobradamente cualificado, hoy en día son los hombres los que ocupan los puestos directivos. Son muchos los condicionantes que influyen en esta desigualdad, desde diferencias culturales y sociales hasta el liderazgo empresarial y las importantes brechas salariales.

Los resultados del estudio son tajantes: el 36 % son mujeres directivas, de la cuales únicamente el 8 % desempeñan altos cargos. Y, desde luego, el motivo no es educacional, ya que existen más mujeres universitarias que hombres (en torno a un 55 %).

Ranking de países con mayor número de mujeres directivas

 

Analizar el ranking de los países con más mujeres directivas resulta, sin duda, sorprendente: Jamaica, Colombia, Santa Lucía (paraíso fiscal), Filipinas, Panamá, Bielorrusia, Letonia, Guatemala, Bahamas, etc. La conclusión que puede extraerse es que todavía le queda un largo camino por recorrer en la Unión Europea.

 

Diferencia salarial

 

En España, las mujeres cobran alrededor de 6145 euros de medida menos que los hombres, según un estudio realizado recientemente por UT, lo que coloca la brecha salarial en el 23.93 %.

 

Para los expertos, uno de los motivos principales de estos datos es la discriminación, que sigue siendo la causa principal de la brecha salarial entre trabajadores de ambos sexos. En cuanto a los mecanismos que se proponen para poner fin a esta desigualdad de salarios destacan la inversión en plazas de educación infantil, la creación de servicios sociales robustos, la igualdad en los permisos parentales —que deben ser intransferibles—, la instauración de políticas de igualdad reales… Todos ellos son aspectos vitales para terminar con la brecha salarial.

 

Barreras sociales

 

Muchas de las diferencias laborales vienen implicadas porque la mayoría de los consejos de dirección están formados, exclusivamente, por hombres. Algunos y algunas especialistas afirman que las mismas mujeres provocan esta situación que dificulta su ascenso.

La realidad es que en muchos consejos directivos compuestos por hombres se apuesta, tradicionalmente, por la búsqueda de perfiles masculinos para cubrir vacantes de alto nivel.

 

Barreras culturales

 

Entre la sociedad, hoy en día, aún quedan resquicios de un pensamiento patriarcal de desigualdad como aparece en la ocupación de puestos directivos, en los anuncios de publicidad, en la utilización del lenguaje empleado en los medios de comunicación, etc.

Conforme ha ido pasando el tiempo, esas barreras culturales se están derrumbando, sin embargo, a nivel laboral, mediante los datos analizados por recursos humanos, un mayor número de hombres aparecen en las listas de puestos de trabajo como directivos, en comparación con el número de mujeres.

El problema no es que las mujeres deban tener similares cualidades que los hombres, sino que hay que ofrecer las mismas posibilidades a ambos sexos. Las maneras de trabajar no tienen por qué ser iguales —de hecho, no lo son—, lo cual no implica que una forma de trabajar sea mejor que la otra y viceversa.

 

Conclusiones

 

Ante esta situación de desequilibrio que se produce en el mercado laboral entre los hombres y las mujeres, se hace preciso adoptar políticas igualitarias para ambos sexos desde las empresas. Su objetivo debe ser poner como punto de partida que la diversidad, además de rentable, es extremadamente enriquecedora.

Respecto al liderazgo empresarial que les permita acortar diferencias, es imprescindible que todas las mujeres remen en la misma dirección.

Solo la igualdad al abordar el tema de la conciliación familiar, introduciendo un auténtico cambio de mentalidad respecto a que solo las mujeres pueden llevar la estructura familiar, permitirá avanzar a la sociedad actual.

 


 Si te ha parecido interesante este contenido, compártelo haciendo click en las siguientes redes. También puedes suscribirte a nuestra newsletter para recibir en tu email los artículos del blog.

 

Imagen

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *