Post vacacional_Kaleido_Consultoria

Síndrome post vacacional, ¿Enfermedad de la sociedad de bienestar?

En estas fechas escuchamos hablar del síndrome post vacacional ¿pero qué es? ¿Es una enfermedad, un nuevo síndrome de la sociedad del bienestar, una palabra de moda… ? En esta entrada Kaleido Consultoria te resolverá todas tus dudas ¡¡ comencemos!!

 

Los datos nos dicen que 1 de cada 3 personas sufre el síndrome post vacacional.  Las vacaciones estivales nos ayudan a recargar energía, disminuir el estrés acumulado durante el año, dedicarnos más a nosotros/as y nuestras aficiones, relacionarnos con amigos y familiares, es decir, mejorar nuestro bienestar personal en un ambiente, en principio, distendido. Al finalizar las vacaciones y con la vuelta a nuestros hábitos rutinarios puede producir, en ocasiones, el síndrome post vacacional, pero no hay que preocuparse, es considerado como algo normal.

 

El síndrome post vacacional se produce cuando volvemos después de un periodo vacacional a adaptarnos a nuestra rutina. En muchas ocasiones es asociado a la vuelta entorno laboral, pero en el entorno privado se produce también este síndrome, ya que está relacionado con el comienzo de la vida rutinaria y el estrés que eso produce.

 

Es cierto que no es considerado una enfermedad, sino un proceso de readaptación después de las vacaciones estivales al considerar nuestro entorno como algo sacrificado, obligado, impuesto, y/o negativo. Produciéndose molestias físicas o psicológicas, según el caso, que no suelen superar los 7 días, si fuera superior sería necesario contactar con el médico.

 

Entre los síntomas que se generan cuando se produce el síndrome post vacacional en una persona pueden ser: astenia, dificultad/estres para tomar decisiones, disminución del rendimiento, cambios de humor, ansiedad, fatiga, cansancio, dificultad para concienciar el sueño, falta de concentración, dolor osteomuscular en cuello y espalda,  molestias oculares, etc.

 

Consejos para minimizar los síntomas

 

  • Lo primero, dejar los temas zanjados y claros antes de irnos de vacaciones.
  • Regresa de tu lugar de vacaciones unos días antes para una mejor adaptación a las costumbres.
  • No te cargues de muchas tareas los primeros días de trabajo, planifica el tiempo y prioriza las tareas en urgentes e importantes atacando primero las que te resulten más gratas y motivadoras.
  • No alargues la jornada de trabajo de manera innecesaria.
  • Organiza el tiempo de manera efectiva, tanto en el ámbito laboral como en las actividades personales. Dedicar tiempo a aficiones, hobbies y ocio ayudara a minimizar el estrés y la ansiedad.
  • Se positivo, durante la jornada ocurren acciones agradable como una buena conversación o un gesto amable, quédate con las cosas buenas que pasan a tu alrededor. Si te focalizas en las cosas negativas de alrededor se incrementará tu ansiedad y estrés.
  • Respeta las horas de sueño.
  • No hay que obsesionarse, como hemos comentado al principio, es un proceso normal volver a adaptarse de nuevo a la rutina.

 

Si te ha parecido interesante este contenido, compártelo haciendo click en las siguientes redes. También puedes suscribirte newsletter para recibir en tu email los artículos del blog.

 

Artículos interesantes

Periódico El País 

 

Imagen

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>