Liderazgo_kaleido_consultoria

Claves de un buen liderazgo

Estar a cargo de un equipo de trabajo no significa que se sea un buen líder o lideresa. Para ejercer un liderazgo de éxito es necesario un proceso de aprendizaje que dura toda la vida. Incluso aquellas personas que llevan tiempo responsabilizándose de los recursos humanos de una empresa tienen que seguir formándose para seguir guiando a su equipo. En Kaleido Consultoría de Valencia llevamos años formando personas para que ejerzan un buen liderazgo.

 

Claves para ser un buen líder o lideresa

 

Fomentar el trabajo en equipo. El objetivo de quienes lideran a un grupo de personas es que estas sean capaces de acoplar sus esfuerzos para hacer que el equipo funcione.

Colaborar en el crecimiento profesional y personal de cada miembro del equipo. El hecho de que se deba trabajar en común no está reñido con el desarrollo de cada individuo. No todas las personas tenemos las mismas aptitudes. Un buen liderazgo pasa por identificar los aspectos positivos de cada miembro del equipo y fomentarlos.

Trabajar por aumentar el autoestima del personal de trabajo. Siendo capaces de identificar los puntos fuertes de cada miembro del equipo se consigue una mayor seguridad e implicación de las personas en el trabajo que desarrollan.

Cuidar de la gente y estar al tanto de sus necesidades y preocupaciones. Un buen líder o una buena lideresa es capaz de conocer a los miembros de su equipo y de ayudarles en sus preocupaciones tanto laborales como personales.

Coordinar los esfuerzos de todos los miembros del equipo para que todos se dirijan en la misma dirección.

Aceptar que, en muchas ocasiones, es posible sentirse incomprendido por el resto del grupo. Asumir que el rol de líder, en ocasiones, va aparejado a la soledad en la toma de algunas decisiones.

Conseguir que las personas sigan las propuestas marcadas por propia voluntad. Un líder no trata de empujar a su equipo, lo alienta para que realice los trabajos con ganas y energía.

Un líder debe ser motivo de inspiración. Para lograrlo es importante animar a las personas dando ejemplo y trabajando con ellas.

La clave de un buen liderazgo es comprender la realidad que rodea el equipo y tratar de sortear los obstáculos que se presenten. De nada sirve un carácter entusiasta si no se es capaz de entender el contexto en el que se desarrolla la actividad.

Debes saber que para ser un buen líder es fundamental saber escuchar al equipo. Es importante conocer cuales son sus inquietudes para poder resolver aquello que les preocupa y fomentar sus virtudes.

Llegar al liderazgo es algo que se va aprendiendo con la experiencia y con años de trabajar con personas. Aunque, es cierto, que ayuda tener algunas nociones teóricas sobre como trabajar con las personas para lograr motivarlas.

 


Si te ha parecido interesante este contenido, compártelo haciendo click en las siguientes redes. También puedes suscribirte a nuestra newsletter para recibir en tu email los artículos del blog.

Imagen